FIESTADE15.COM

¡RÁPIDO Y FÁCIL! PERFILA TU ROSTRO EN CUATRO PASOS

22/10/2016
ASTRID SEIJAS ASTRID SEIJAS
EDICIÓN: MARIELIS ARTEAGA

Contornear el rostro o contouring es una técnica del maquillaje comúnmente empleada por maquilladores profesionales, que aunque inició en los años 80, últimamente ha alcanzado mayor popularidad, no solo porque estiliza tú cara, sino que destaca tus mejores facciones, haciéndote lucir fantástica durante ocasiones especiales. Aprende cómo desarrollarla en el siguiente tutorial.

¡Rápido y fácil! Perfila tu rostro en cuatro pasos

1. ILUMINA EL ROSTRO

Utiliza un corrector o iluminador dos o tres tonos más claro que el matiz de tu piel y dibuja con la ayuda de un pincel, un triángulo invertido debajo de tus ojos y un círculo grande en el medio de tu frente con una línea recta que baje por el tabique tu nariz. Además, traza un puntito en tu barbilla y en el corazón de tus labios o "arco de Cupido", dos rayitas.

¡Rápido y fácil! Perfila tu rostro en cuatro pasos. Imagen 2

2. CONTORNO

Con un contorno que sea tres matices más oscuro que tu piel, traza una línea perpendicular al extremo superior de tu oreja que recorra el camino que está bajo tus pómulos, en dirección a la comisura del labio (punto de unión de los labios), quedando a mitad del recorrido. Dibuja rayitas que rodeen la parte superior de tu rostro y, repite el proceso en la zona inferior, si quieres lucir muy esbelta.

Incluye un trazado adicional alrededor del labio para proporcionar profundidad y grosor. ¡Súper sensuales!

¡Rápido y fácil! Perfila tu rostro en cuatro pasos. Imagen 3

3. BEAUTY BLENDER

Es momento de comenzar a mezclar el maquillaje y para ello utiliza una esponjita llamada beauty blender. Humedécela y empieza a difuminar las zonas sombreadas pero ¿cómo hacerlo? ¡Muy fácil! Solo debes presionar primero los espacios trazados con el corrector y luego, los que llevan contorno.

Es importante que mientras presiones, arrastres un poco el sombreado más oscuro hacia arriba pues si lo haces para abajo, los resultados pueden ser una total pesadilla.

¡Rápido y fácil! Perfila tu rostro en cuatro pasos. Imagen 4

4. POLVO Y BRONZER

¡Es momento de sellar el maquillaje! Este paso es muy importante pues lograrás que el corrector se mantenga intacto durante toda la noche. Luego, utiliza un bronzer para esparcir las áreas cubiertas por el contorno, enfocándote en las mejillas. Utiliza brochas gruesas para aplicar los cosméticos y límpialas para que no se mezclen los acabados de manera incorrecta.

¡Rápido y fácil! Perfila tu rostro en cuatro pasos. Imagen 5

Una vez hayas terminado, es recomendable esparcir en todo el rostro un fijador en spray de buena calidad, para fijar el maquillaje haciendo que luzca lo más natural posible.

Comentarios